domingo, 29 de noviembre de 2009

LLUVIA

Sentado frente al ordenador oigo el sonido de la lluvia en el patio, mientras apenas entra luz por la ventana. Los días de lluvia me producen sensaciones enfrentadas. Por una parte, me ponen triste y melancólico. Por otra, desde la infancia, me ha gustado ver llover, especialmente desde mi casa del pueblo, que goza de unas mejores vistas que la de la ciudad. Y desde que soy fotógrafo, le he pillado afición a los cielos encapotados, los charcos y los paraguas (me encantan).

Ahora mi mente viaja al año pasado, a Hungría, a la ciudad de Budapest y más en concreto a la boca de una estación de metro a un tiro de piedra del río Danubio. La lluvia nos sorprendió visitando la parte de Buda, asi que nos metimos allí a la espera de que remitiera. Como yo no puedo estarme quieto mucho rato con una cámara en la mano, pues acabé haciendo algunas fotografías de aquel instante, de las cuales destaco estas:

Lluvia en Budapest

Lloviendo


Fuera del valor artístico que puedan (o no) tener, siempre estará su valor como recuerdo, de aquel viaje maravilloso y la no menos maravillosa gente que conocí.

La lluvia, que me habrá puesto también nostálgico.

Mientras, suena:


1 comentario:

Airin Takanawa Custer dijo...

Están curiosas las fotos, sobretodo la primera. Y Budapest debe ser una ciudad muy interesante, toda esa zona en general me llama mucho la atención, muy cultural. Saludos!